La fibromialgia, una enfermedad crónica camuflada bajo síntomas de estrés

21/05/2019

La fibromialgia es un trastorno caracterizado por un dolor muscular y esquelético generalizado que aparece acompañado por fatiga y problemas de sueño, memoria y estado de ánimo. Los investigadores creen que la fibromialgia amplifica las sensaciones de dolor al afectar el modo en que el cerebro procesa estas señales. Es una enfermedad que padece entre un 1% y un 2% de la población, mayoritariamente mujeres. “Por cada ocho mujeres, hay un hombre afectado”, señala el reumatólogo, Javier del Pino Montes, jefe de Servicio en el Complejo Asistencial de Salamanca.

-¿Qué pruebas o criterios se emplean para diagnosticar la fibromialgia?

-“No disponemos de una prueba específica. Se trata de un diagnóstico de exclusión (no existen otras causas que puedan explicar el dolor). Los criterios diagnósticos, mejor criterios de clasificación, son de utilidad pero no son la prueba definitiva para el diagnóstico”.

 

-Esta enfermedad es significativamente más frecuente en las mujeres, ¿a qué es debido?

-“No se conoce cuál es el motivo de la mayor prevalencia femenina. La causa y el mecanismo de producción de la enfermedad son desconocidos”.

 

-No se conocen las causas exactas de la fibromialgia, aunque sí se considera que existen algunos factores que pueden propiciarla, ¿hay alguna forma de prevenir su aparición?

-“Los factores predisponentes, explican la enfermedad después de haberse iniciado. Son factores que aparentemente no tienen relación con la fibromialgia: Situaciones de estrés, enfermedades graves previas, infecciones bacterianas o víricas, traumatismos, accidentes…Pero estas experiencias determinan el comienzo de la enfermedad, si bien no son los agentes responsables de la enfermedad y, por otra parte, en la mayor parte de las personas no tienen relación con la fibromialgia. Por tanto no hay forma de prevenir la enfermedad”.

 

  

 

-¿Existe predisposición genética?

-“No conocida hasta el momento. Hay estudios de investigación que tratan de relacionar algunas variantes genéticas con la fibromialgia. Hasta el momento no se ha encontrado una clara relación entre alteraciones genéticas y la enfermedad”.

Artículo completo en TribunaSalamanca.com.

 

 

VOLVER